El cumplimiento de lo establecido en el Protocolo Albert Heijn se basa en un sistema de muestreo que evidencie que se cumplen los límites establecidos por la Unión Europea en cuanto a los MRL´s. Para este caso Albert Heijn ha establecido como máximo aceptable el 50% del valor aprobado por el MRL para cada pesticida empleado en la producción primaria de Frutas y Vegetales.


Los objetivos que tiene el Protocolo Albert Heijn son los siguientes:


• Ofrecer orientación y apoyo para los proveedores.
• La plena transparencia relativa a la trazabilidad y al uso de plaguicidas autorizados.
• Un buen análisis de riesgos que refleje adecuadamente las posibilidades de superación de los límites máximos de residuos y las medidas de control necesarias para ello.
• Verificación sistemática a través de GLOBALG.A.P. IFA.
• Un sistema de toma de muestras adicional que demuestre el cumplimiento con dicho estándar.
• El coste del sistema recae en los proveedores y productores y son en forma conjunta responsable de garantizar los niveles de residuos.


Cuándo es adecuado


El Protocolo Albert Heijn permite garantizar que los niveles de residuos permitidos en los productos frescos no superan el 50% del valor aprobado por el MRL para cada pesticida. La certificación en dicho protocolo proporciona un valor añadido y una seguridad en los productos a exportar, además de ser requerida para aquellos productos frescos destinados a comercializarse con destino la cadena de supermercados Albert Heijn.


Etapas del proceso


El Protocolo Albert Heijn se basa en un análisis de riesgos que establece las medidas de control y determina las cantidades de muestras a analizar para garantizar el cumplimento con los niveles de residuos permitidos en los productos frescos. La verificación del Protocolo Albert Heijn se realizará junto con la inspección / auditoría de GLOBALG.A.P. IFA., tanto en opciones 1 (productores individuales) como en opciones 2 (grupos de productores), cumpliendo siempre la frecuencia de inspecciones / auditorias establecidas para GLOBALG.A.P. IFA.


El proceso se inicia con el registro del productor y sus parcelas en el Protocolo Albert Heijn en la base de datos de GLOBALG.A.P. Para que la inscripción en el Registro esté completa debe firmarse el acuerdo de Sublicencia específico de Albert Heijn entre KIWA y el productor. KIWA contactará con el cliente para planificar la fecha de la inspección / auditoría con la antelación necesaria. El productor o proveedor serán examinados con la lista de verificación completa.


Dentro del Protocolo Albert Heijn también se revisan las actividades de manipulado, incluyendo los tratamientos post-cosecha. En el caso del Protocolo Albert Heijn todos los requisitos se consideran como mayores y se requiere un cumplimiento del 100%. El cliente dispondrá de un periodo máximo de 28 días para el cierre de las no conformidades detectadas en la inspección / auditoría.


Una vez concluido el proceso de certificación, el cumplimiento conforme al Protocolo Albert Heijn se actualiza en la base de datos de GLOBALG.A.P., sin embargo esta información sólo está disponible para aquellos miembros que han obtenido el rol de observador del Protocolo Albert Heijn (AHP Protocol – Observer).