El alcance afecta a las producciones agrarias (vegetales y animales) no transformadas y las transformadas destinadas al consumo humano o animal. Es un sistema general de gestión agrícola que combina las mejores prácticas ambientales, un elevado nivel de biodiversidad y la preservación de recursos naturales para llegar al nivel exigido por el mercado suizo.


La norma Bio Suisse regula los siguientes campos:


• Requisitos que afectan a todas las categorías: normas de certificación, etiquetado y conversión a la producción ecológica.
• Producción vegetal: y dentro de ésta además de los requisitos generales sobre métodos de cultivo, fertilidad del suelo y protección vegetal, uso de cobre, se incluyen especificaciones para semillas y material de propagación, huerta, frutales, viticultura, setas y recolección silvestre. Además la norma Bio Suisse establece requisitos específicos para mejorar la biodiversidad del ecosistema agrario y los recursos hídricos.
• Producción animal: además de los principios generales se incluyen especificaciones para diversas especies, las mismas que en Reglamento CE pero además hay normas para cunicultura; también hay normas para acuicultura.
• Elaboración y comercialización: además de los requisitos generales, aditivos permitidos, etc. se incluyen requisitos para la elaboración de vino, para la limpieza y control de plagas, para los materiales de envasado y para la importación
• Normas de Responsabilidad Social y Comercio justo.

Es necesaria para clientes que desean exportar su producción ecológica a Suiza, incluso aunque tengan certificados de otros países. La Implantación y Certificación de la Norma en las explotaciones es garantía de calidad para sus clientes que proveen al mercado suizo.