Estructura de IFS


Existen diferentes normas IFS que aplican a diferentes eslabones de la cadena alimentaria:


IFS Food: es una norma para auditar a empresas de fabricantes de productos alimenticios y se aplica sólo a empresas que elaboran alimentos o que envasan productos alimenticios a granel. La Norma IFS Food sólo puede aplicarse cuando se procesa producto o cuando existe un peligro de contaminación de un producto durante el envasado primario.

IFS Broker: es una norma para auditar/revisar el cumplimiento de los servicios de: Broker, Agente de ventas, Comerciante, Importador. La norma IFS Broker aplica a aquellas personas y/o compañías de forma habitual no poseen de forma física un producto pero son entidades legales. El principal objetivo de esta norma es evaluar el cumplimiento de los servicios, especialmente como la compañía selecciona y/o gestiona sus proveedores para los productos demandados por los clientes, como es capaz de cumplir la trazabilidad y otros requisitos del cliente específicos de entrega de productos y como gestionar una retirada de producto.

IFS Wholesale / Cash & Carry: es una norma para auditar empresas que realizan actividades de venta al por mayor relacionadas con alimentos, productos de limpieza de uso doméstico y cuidado personal, y / o materiales de envasado. Tales actividades pueden incluir actividades de compra, desarrollo de producto, almacenamiento, transporte y / o ciertas actividades de tratamiento y / o procesado: envasado, madurado de frutas, congelación y descongelación.
Este alcance también permite la certificación IFS Wholesale /Cash & Carry de empresas de envasado de frutas y verduras, así como centros de envasado de huevos, que también realicen actividades de tratamiento

IFS Logistica: es un estándar para auditar empresas cuyas actividades Logísticas estén orientadas a productos alimentarios y no alimentarios tales como transporte, almacenamiento, carga/descarga, etc. 


Aplica a todo tipo de transporte: entrega por carretera, tren, barco o avión; productos congelados/refrigerados o a temperatura ambiente (diferentes estados de la materia, líquido, sólido o gas).


Esta norma aplica a proveedores de servicio de congelación/descongelación así como a compañías Logísticas que usen proveedores para su transporte y/o actividades de almacenamiento.


Proceso de Certificación IFS


Para iniciar el proceso de certificación en la norma IFS FOOD, el solicitante deberá cumplimentar la Solicitud de Información que nos permitirá llevar a cabo una evaluación y previsión del tiempo de auditoría con respecto a los requisitos que marca IFS y su correspondiente presupuesto y contrato de vinculación comercial.

Una vez aceptado el contrato, Kiwa España designa a un auditor cualificado para su categoría de producto y se concreta la fecha para realizar una auditoría de certificación in situ. En la auditoría se verificará el cumplimiento de los requisitos establecidos en la norma IFS. En función del número y tipo de incumplimientos, y una vez resueltas a los 28 días máximo las NC, se obtendrá un nivel de certificación, el cual marcará el periodo de vigencia del certificado. El proceso de certificación finaliza subiendo el informe de auditoría al portal web de IFS.