El agua dulce es un recurso escaso en muchos países y regiones del mundo. Además, la escasez de agua aumentará aún más debido al cambio climático y al aumento de la población mundial. Se estima que hoy en día, aproximadamente el 70 % de los recursos de agua dulce del mundo se utiliza para la agricultura. En consecuencia, es fundamental mejorar la gestión del agua a nivel de la finca para hacer frente a la escasez de agua.

El Add-on SPRING, que está en vigor desde el 23 de abril de 2018, incorpora un gran número de criterios para evaluar la gestión sostenible del agua.

Este add-on está basado en la Norma para el Aseguramiento Integrado de Fincas (IFA) para cultivos de GLOBALG.A.P. e incorpora un gran número de criterios para evaluar la gestión sostenible del agua, como:

  • Conformidad legal de las fuentes de agua y tasas de extracción
  • Mejores prácticas en la gestión del agua (por ejemplo, el uso de tensiómetros)
  • Protección de fuentes de agua
  • Seguimiento del consumo de agua (m3/ha/año)
  • Impacto de los productores en la gestión sostenible de cuencas hidrográficas