El objetivo de Zerya® es dotar de diferenciación a las empresas con equipos técnicos de alto nivel, a través de un trabajo conjunto y una convicción de que es posible producir alimentos seguros, que nos permitan la reducción de costes mediante la utilización racional de productos y que genera un sistema productivo sostenible y respetuoso con el medio ambiente, que es capaz de cubrir las expectativas de los consumidores.


La gestión y control de las actuaciones y medios de gestión y producción, así como las características de los productos y el control de los requisitos exigidos, a los operadores que pretendan utilizar la marca, se llevará a cabo por los órganos establecidos en el Reglamento de la Marca, que están bajo la supervisión del Comité de Supervisión, que vela por el buen funcionamiento, la transparencia e independencia de la marca, para lo cual reúne periódicamente a representantes de los principales eslabones de la cadena desde la producción hasta el consumidor y es el responsable de la supervisión de los comités técnicos sectoriales.

En nuestra sociedad actual, la preocupación por la seguridad en los alimentos que consumimos, nos hace preguntarnos qué sistema de producción se está aplicando y cómo se asegura que el producto final está libre de residuos (*). La certificación ZERYA le permite, como productor, ofrecer a los consumidores esta garantía.


Etapas del proceso


Kiwa España realizará auditorías de certificación siguiendo lo descrito en el Reglamento General de ZERYA. En ella se verificarán todos los puntos del Check List y los requisitos aplicables del Reglamento General. Ésta se deberá de realizar siempre en recolección. Además de la auditoría se llevará a cabo una toma de muestras para realizar un análisis multirresiduos, a cualquiera de las fincas inscritas en el registro ZERYA.


En el caso de ZERYA se produce una no conformidad cuando se infringe una regla de ZERYA necesaria para la obtención del certificado, o sea no se cumple con el 100% de requisitos mayores. Cuando se detecta un incumplimiento, se emite una advertencia. Si es con respecto a un requisito mayor, se concederá un plazo no mayor a 28 días. Una vez obtenida la certificación, se podrá hacer uso del distintivo de la marca que ZERYA otorga a las empresas certificadas y permite la diferenciación de estos productos en el mercado. Para mantener la certificación, se realizarán auditorias de seguimiento según establece el protocolo.