El Reglamento General Naturane es de carácter genérico en lo que se refiere a manejo del cultivo de las frutas y hortalizas, concretándose para cada tipo de cultivo, en anexos, las especificaciones referentes a fertilización, sanidad vegetal, utilización de herbicidas y otros apartados que requieran una mención aparte. Con este protocolo, se garantiza a los consumidores la calidad y seguridad alimentaria del producto fresco (frutas y hortalizas) que Anecoop comercializa. 

Para el protocolo Naturane existen 2 opciones de certificación: Opción 3 certificación de Programas de Calidad homologados a Opciones 1 de GLOBALG.A.P., certificación individual de cada explotación. Opción 4 certificación de Programas de Calidad homologados a Opciones 2 de GLOBALG.A.P., certificación de Grupos de productores (Empresas, Cooperativas …).


Cuándo es adecuado


La certificación de Naturane le permitirá dar transparencia y garantía a su proceso de producción, minimizando los principales riesgos alimentarios obteniendo mayor confianza de sus clientes y el reconocimiento internacional. Además, la certificación Naturane debe ser requerida para aquellos productos frescos destinados a comercializarse a través de Anecoop.


Etapas del proceso


El proceso de certificación del protocolo Naturane se inicia recogiendo los datos básicos para poder desarrollar un presupuesto (identificación del productor, cultivo, hectáreas, etc.). En caso de aceptación del presupuesto, Kiwa procederá a registrar al productor en la Base de Datos de GLOBALG.A.P., proporcionándole su número de identificación (GGN) en caso de no disponer de uno con anterioridad. Kiwa planificará la inspección/auditoría in situ teniendo en cuenta la opción de certificación escogida por el productor.


La inspección/auditoría será realizada por un inspector/auditor competente inscrito en la base de datos de GLOBALG.A.P.. Si el proceso de auditoría termina satisfactoriamente la empresa obtendrá el certificado, si no, el auditor presentará No Conformidades y el productor tendrá que presentar sus Acciones Correctoras en el plazo máximo de 28 días en caso de auditorías de renovación, o de 3 meses en caso de auditorías iniciales. 


La consecución del certificado Naturane será en función del resultado de la auditoria: cuando se haya conseguido un 100% de los requisitos de obligado cumplimiento E1 y un 95% de los requisitos de obligado cumplimiento E2, independientemente de los requisitos que son recomendados. En el caso de opción 4 (grupo de productores), todos los agricultores auditados deberán a llegar al 100% y 95% de cumplimiento de requisitos E1 y E2 respectivamente, además de cumplir con la totalidad de los requisitos del Sistema de Gestión de la Calidad.


Después de la entrega del certificado el proceso de certificación será de una auditoría anual llevada a cabo para verificar si la empresa sigue cumpliendo los requisitos detallados en el estándar Naturane, junto con el programa de auditorías no anunciadas en función de la opción de certificación seleccionada (Opción 3 ó 4) descritos en el propio protocolo.