19 marzo 2021

Aumenta la demanda de Certificación Orgánica para Brasil

Con sus 212 millones de habitantes y un PIB de $ 1,4 billones en 2020, no hay duda de que Brasil es un mercado lleno de oportunidades comerciales. En cuanto al consumo de orgánicos, el país no escapa a la tendencia mundial, registrando un incremento de aproximadamente 30% en el año y moviéndose alrededor de $ 1 mil millones. Con la mirada puesta en el potencial del sector, los principales actores globales, como Unilever, PepsiCo y Nestlé, invierten en el desarrollo de productos orgánicos para el mercado brasileño, exigiendo materias primas certificadas según la normativa nacional.

La certificación orgánica brasileña está regulada por la Ley N ° 10.831, del 23 de diciembre de 2003, y sus Instrucciones Normativas. Entre los lineamientos para la producción orgánica se encuentran la contribución al desarrollo sostenible, preservación de la biodiversidad, uso de recursos renovables, bienestar animal, relaciones laborales justas y dignas, consumo responsable y el comercio justo. Se pueden certificar productos primarios de origen vegetal y animal, hongos, productos de extracción sostenible y productos procesados.

El proceso de certificación comienza al contactar con el certificador acreditado (Kiwa BCS es uno de ellos), se realiza un análisis crítico en base a los datos proporcionados por el cliente y se determina si el proyecto puede ser auditado según la norma brasileña. Una vez aprobado, el equipo comercial elabora una Propuesta de Certificación, la cual debe ser aceptada por el cliente. La auditoría presencial es realizada por inspectores locales en cada oficina de Kiwa América Latina, quienes se encuentran aprobados para la normativa brasileña; posteriormente se realiza el envío y aprobación del Plan del Sistema Orgánico, que debe contener todos los productos propuestos para la certificación. La decisión de certificación la toma el ente certificador después de analizar el Informe de inspección e incluye plazos para resolver las no conformidades identificadas. Si la operación cumple plenamente con los requisitos del Reglamento Orgánico Brasileño, se emite el Certificado de Conformidad Orgánica, válido por 1 (un) año.

La oportunidad de expandir sus negocios a un mercado vibrante y con un sector orgánico en crecimiento ciertamente justifica los costos involucrados en la certificación, que no son altos. Además, los productos certificados por la regulación brasileña también pueden comercializarse en Chile, un país vecino que tiene un acuerdo estándar de equivalencia. Cuente con la experiencia de Kiwa, líder mundial en Pruebas, Inspecciones y Certificaciones, para certificar sus productos de acuerdo con la Regulación Orgánica Brasileña.

Guía de leyes y normas para el mercado brasileño

Consulte la normativa de Brasil y sus respectivos anexos en español, en el siguiente link: https://www.gov.br/agricultura/pt-br/assuntos/sustentabilidade/organicos/legislacao/espanhol

 

Artículo elaborado por: Vinicius Vitorino – Kiwa Brasil