6 diciembre 2020

Certificación, llave de ingreso a mercados internacionales

Mejorar procesos, optimizar recursos, abrir las puertas de los mercados internacionales son, entre otros, los beneficios de la certificación.

En el mundo crece cada día la demanda de productos para el consumo humano, pero éstos deben cumplir con estándares que garanticen la calidad e inocuidad a lo largo de toda la cadena de producción y distribución.

Un producto de alta calidad, como el que usted oferta, requiere de una certificación que lo respalde y le ayude a expandirse hacia otros nichos de mercado.

El acceso a los mercados internacionales es solo uno de los muchos beneficios que le brinda la certificación. Adicionalmente, le permite organizar mejor sus procesos productivos, optimizar los recursos, alcanzar los más altos niveles en la gestión de sus procedimientos, lo cual repercute en confianza, crecimiento y reconocimiento para el productor.

Kiwa BCS América Latina, es una empresa líder en el área de la certificación y cuenta con una fuerte presencia en el sector agrícola, agroindustrial y empresarial. Ofrecemos una gama completa de servicios de inspección, certificación y verificación que contempla los esquemas más solicitados en todo el mundo.

Nuestras evaluaciones son independientes e imparciales y garantizamos que tanto usted como sus clientes cultiven, procesen y exporten productos de calidad, seguros, saludables y sostenibles.

El proceso de certificación

 

Empieza cuando el cliente expresa su interés por certificarse. Inmediatamente, le entregamos la información necesaria. A continuación, el interesado completa y envía un formulario de solicitud que, una vez aprobado, le permite acceder a información sobre costos y otros detalles planteados en la solicitud.

Previa aceptación del cliente, la empresa le remite los documentos contractuales, junto con los formatos correspondientes al estándar solicitado.

Una vez cumplidos todos los requerimientos, la certificadora entrega al cliente un plan de inspección, fecha y nombre del inspector o inspectores designados.

Finalmente, se lleva a cabo la inspección, en la finca o el lugar de operaciones y si la evaluación es satisfactoria, el cliente obtiene su certificado y carta de certificación.

La empresa certificadora se reserva el derecho de realizar inspecciones anunciadas o no anunciadas cuando lo considere necesario y como regla general, las inspecciones se realizan una vez al año.

Aunque a simple vista, el proceso de certificación podría parecer difícil y complicado, las empresas, organizaciones y productores individuales que han obtenido una certificación alrededor del mundo, lo consideran asequible y altamente beneficioso.

Revise todos nuestros servicios de certificación